miércoles, 25 de enero de 2012

Decálogo para una nueva Ley de Estabilidad Presupuestaria

Sé rápido como el trueno que retumba antes de que hayas podido taparte los oídos, veloz como el relámpago que relumbra antes de haber podido pestañear

Es reconfortante la celeridad con que el nuevo gobierno se ha lanzado a realizar propuestas para sacar a nuestro país de la crisis, o por lo menos, para hacerla frente con realismo. Es más que probable que no vayamos a estar de acuerdo con muchas de ellas, sobre todo si como en el caso del IRPF se hace caer la imposición sobre los de siempre, las rentas del trabajo, y se olvida a las rentas de capital. Pero por lo menos hemos salido de ese impasse de los últimos años que impuso a nuestra economía la incapacidad/indecisión del gobierno Zapatero.
Y desde luego una con la que estamos plenamente en consonancia es la que el Ministro de Hacienda presentará en los próximos días: la "Ley de Estabilidad Presupuestaria que compromete a todas las Administraciones públicas al equilibrio presupuestario y a la sostenibilidad de los presupuestos públicos" (Cristóbal Montoro). El Ministro ha propuesto la convocatoria de una reunión de la Comisión Nacional de Administraciones Locales para dar cuenta del anteproyecto de ley, para posteriormente llevarlo al Consejo de Ministros. Como él mismo señala "es una reforma urgente para España".
¿Qué tiene de nuevo esta Ley de Estabilidad Presupuestaria? Y, sobre todo ¿qué debería tener? A continuación proponemos un decálogo de mínimos que, a nuestro juicio, debería incluir la Ley para que contribuya a sacar a España de la situación de crisis. El Gobierno ha apuntado ya algunas líneas de la nueva Ley, nosotros proponemos algunas más.
1º) la Ley debería contemplar sanciones para los incumplidores de los objetivos fijados. Algunos políticos han puesto “el grito en el cielo” ante la posibilidad de afrontar responsabilidades, incluidas las penales, por el incumplimiento de los objetivos de déficit. Pero después de los desmanes que hemos comprobado en la gestión del dinero público por políticos de todos los signos, la primera señal de que se va a actuar con rigor debe ser esta. Si en una empresa no se puede elaborar un presupuesto de gasto sin tener un presupuesto de ingresos realista y, sobre todo, un plan de amortización, no vemos por qué debe ser posible hacerlo en una Administración. Y si  el gestor privado puede tener responsabilidades por malversación de fondos, igual debe suceder en el sector público. 
2º) Debe haber mecanismos instrumentalizados por el Gobierno para que las autonomías tengan liquidez (una línea de crédito del Instituto de Crédito Oficial- ICO- para pagar a los proveedores reales, a los que realmente se les debe dinero), o la creación de un Fondo Presupuestario Anticíclico (FPA) para el mismo fin. Y las Administraciones que tengan problemas de liquidez "muy agudos" a corto plazo deben ser ayudadas por el Gobierno. Pero una condición sine qua non ha de ser la de cumplir los criterios de convergencia fiscal.
3ª) Podría llegarse a una intervención temporal de algunas Administraciones utilizando los mismos criterios que en la UE. "No tenemos que ser ni más laxos ni menos estrictos" que la Unión Europea ha dicho el Ministro Montoro.
4º) Aplazamiento a  diez años de la devolución del dinero que las CCAA deben a Hacienda con el objetivo de facilitar su viabilidad financiera. Nuevamente condicionado a una aplicación estricta de los criterios de convergencia.
5º) Las Comunidades Autónomas, de acuerdo con el Gobierno del estado, deberán fijar un techo de gasto antes de elaborar sus Presupuestos y no podrán incumplir ese compromiso: criterio de convergencia en Déficit.
6º) Las Comunidades Autónomas tendrán un límite de endeudamiento, que se situará en el 60% del PIB de la comunidad: criterio de convergencia en Deuda.
7º) Aquellas CCAA que no cumplan, podrán ser sancionadas dependiendo de la magnitud y la reiteración de los desvíos. Las sanciones serán, en primer lugar, económicas, pero podrían llegar a ser políticas.
8º) Se debería coordinar un Presupuesto Base Cero (PBC) para instrumentar tanto el presupuesto de las CCAA como el de la Administración Central o Entidades Locales.
9º) El objetivo fundamental del Presupuesto y de la política fiscal y presupuestaria, en definitiva, de la política económica, debe ser el crecimiento económico. Pero para ello se debe partir del equilibrio presupuestario.
10º) Cumplimiento de los compromisos acordados ya con nuestros socios europeos, con el objetivo de generar la confianza internacional suficiente para evitar los problemas de deuda. Si bien, y como primero señaló el Ministro Montoro, sin crecimiento es bastante difícil lograr esos objetivos, por lo que podrían ser renegociados.
No obstante, y esto es también muy importante e incidiremos sobre ello en los próximos posts, el Gobierno debe entender y debe hacer ver a sus socios europeos que para controlar el déficit es preciso crecer económicamente. Esta condición  es a priori, no a posteriori. El único instrumento (de soberanía político-económica) que le resta al Gobierno es la política fiscal y presupuestaria. Utilicémosla con inteligencia: para estimular el crecimiento, evitar la depresión (psicológica) económica en el consumidor y fomentar un aumento de la demanda privada (gasto familias + inversión bruta) que evite entrar en recesión.
Hay que actuar rápido como dice nuestro general, como el trueno que retumba antes de que hayas podido taparte los oídos. Gran parte de las instituciones dan por descontada una recesión en España en este año. Hay que tratar de paliar sus efectos lo más rápidamente posible, ya que si no podremos entrar de lleno en círculo vicioso de muy difícil salida, similar al de Grecia o Portugal e Italia. El Gobierno debe transmitir seriedad, confianza y capacidad. La Ley de Estabilidad Presupuestaria es un gran primer paso en esa dirección.
© José A. Martínez y José L. Calvo

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Hacía tiempo que esperábamos otro post del "Arte de la Guerra" (Suntzu)y la verdad los profes siguen al mismo nivel.
A uno muy altísimo .

Este es un blog que te aporta cosas, y aquí se las propone también al Gobierno.Hombre,cuando se dice que no hay nada nuevo,ni propuestas económicas novedosas,ni nada,y que no se puede salir de esta crisis,y lo que es peor,se da una imagen pesimista de la economía española,pues aquí se dan unas cuantas.Aquí se ve optimismo sensato,hay mucho dominio de la economía en este post.
Es un placer leerles.
Como simepre ,mis felicitaciones,profesores.
Ángela.

Alvaro Herraez dijo...

Llevo tiempo siguiendo este blog y me parece muy acertado.
El post es de lo más elocuente, estoy de acuerdo con todo y subrayo el final, debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para paliar los efectos de una más que segura recesión de nuestra economía. No podemos estar impasibles ante todo lo que está pasando. Ya que no podemos maniobrar con la política económica, manejemos con inteligencia la política fiscal. Pero todo paso que de el Gobierno debe ir acompañado de un mensaje rotundo de firmeza y de confianza. España no puede caer en el default, no podemos pensar ni un instante en convertirnos en Grecia. También me gustaría resaltar que administrar una nación es lo más parecido a administrar o gestinar una compañía, alguíen debería pedir responsabilidades civiles y penales a algún político que ha dejado al borde de la quiebra a su respectiva Comunidad Autónoma, Ayuntamiento, etc etc. Ningún directivo de ninguna compañía se va de una empresa "de puntillas" tras haber quedrado la respectiva empresa o falseado informes contables.
Un saludo

Anónimo dijo...

Gran post,la crisis empezó en el sector inmobiliario norteamericano y se trasladó pronto a la economía financiera mundial.En Europa se convirtió en crisis de deuda,pero en la eurozona lo que ocurre es que no hay una homogeneidad en los objetivos económicos.
Alemania va por un lado y el resto por otro(ni Francia)y eso es importante decirlo.Al tener una misma moneda(euro) el ahorro de los españoles va para Alemania.Y sin riesgo de tipo de cambio.Los bancos alemanes están cargados de activos basura procedentes de Grecia y otros países.
Coincido en que la confianza es clave para crecer.Pasa en todas las facetas de la existencia,debes confiar en que vas a consegir ser un poco megjor este año que el pasado,no asumir un 23 por ciento de paro.
Mónica Pascual.

Anónimo dijo...

Lógicamente es de sentido común que la crisis sólo se arreglará con crecimiento y desarrollo económico y aplicando las teorías que aquí se dicen.
ESTE DECÁLOGO ENTERO, ES MÁS QUE LA PROPIA LEY DE ESTABILUDAD PRESUPUESTARIA,ES TODA UNA POLÍTICA DE PRESUPUESTOS PARA EL CRECIMIENTO .
Saludos desde Canadá ,Lorenzo.

Alvaro Herraez dijo...

Sangre, sudor y lágrimas, muchas lágrimas. por lo menos durante dos o tres años según las previsiones del FMI, aunque lo más sangrante es que estemos esperando los 6 millones de parados como corderitos y mientras tanto patronal y sindicatos empezando con una luna de miel. Se debe empezar a legislar ya de una vez. Opino que ante una situación desesperada hay que tomar medidas absolutamente impopulares o no tendremos con que lamentarnos cuando estemos fuera del euro.

Anónimo dijo...

Y más de cinco millones de parados y sin una política clara para crecer ,llegaremos a los seis millones en poco tiempo.No se trata sólo de control del déficit(que sí,les doy la razón)sino de meter mano al modelo de economía que tenemos;el blog genial y el post muy en esa línea suya tan inspirada .Felicidades.
Saludos cordiales.
Óscar.

Anónimo dijo...

Pues Christine Lagarde en el Foro Económico Mundial de Davos ha dicho que "ningún país es inmune a la crisis de la Eurozona: Alemania debe permitir aumentar la dotación de los fondos europeos de rescate para evitar contagios y para generar confianza en el resto del mundo, porque sin un mayor cortafuegos nadie estará interesado en invertir en la Eurozona".
Andrés Miranda.

Anónimo dijo...

La austeridad si no va acompañada de una idea clara de crecimiento estropea las cosas,provocará más paro e inflación.
Pedro Becerra.

Anónimo dijo...

Lo que España debe hacer es reorganizar la financiación de sus CCAA,porque es un auténtico caos.
Y debe conseguir que todas las políticas de la administarción pública se dediquen a la creación de empleo,no al control del déficit,eso es secundario.Lo primero es reducir el paro.
Saludos.Las Palmas.

Anónimo dijo...

A mí no me da la sensación de que el gobierno tenga una verdaera estrategia de política económica general que englobe a todos los sectores paraa el crecimiento.Y sin eso no se crecerá.Y se creará más paro.
23 millones de parados de los que más de cinco son españoles,eso es una verguenza. Hay que tomar medidas para corregirlo.

Pilar Carbó.
Barcelona.

José L. Calvo dijo...

Hola a todos,
Gracias a todos por los comentarios. Hasta ahora no habíamos querido intervenir porque nos parecía que era mejor expresarnos a través de los posts y dejar esto para vosotros. Dicho esto nosotros hemos sido, somos y seremos keynesianos. Eso quiere decir que las políticas restrictivas no nos gustan y que creemos que no se puede salir de la crisis solo con medidas de reducción del déficit. Siempre hemos propuesto lo mismo: un reajuste para reconducir la locura que fueron los últimos 15 años, especialmente en gasto público; y una política expansiva de inversión productiva (no tirar el dinero como el Plan E) para generar empleo. Los alemanes tendrán que darse cuenta de que ni ellos se pueden salvar de la recesión si no tienen a quien vender. Y los europeos, los PIGS, somos su principal mercado. Axfisia a Europa y ahogarás a Alemania.
José L. Calvo

Anónimo dijo...

Tiene gracia que España era de los pocos países que tenían superávit presupuestario antes de la crisis de 2008,tantas veces negada; tenía una deuda inferior al 60% del PIB.
La gestión del presupuesto era mejor que la de Alemania y Francia,o sea de PIGS ,nada.

Los problemas españoles son consecuencia de una crisis bancaria que nace en EEUU y que afecta al euro y al endeudamiento especulador tóxico de la burbuja inmobiliaria,del ladrillo.

El déficit y la deuda públicos no son el origen sino la consecuencia.
Por eso la austeridad y la política de recortes públicos no van a mejorar a la economía española;lo que producirán es un empeoramiento y una restricción crediticia aún mayor.

España llegará a un nivel de paro de más de seis millones de personas.

Laura.

Anónimo dijo...

Pues como dice en su blog Krugman:

...."Vox, la página de política económica, presenta un buen informe en el que analiza el aumento en la relación deuda-PIB de las economías europeas en apuros.
Yo resaltaría esta observación: "Los pronósticos dan a entender que algunos países europeos tenían una postura fiscal poco responsable (en lo que respecta a la evolución de la relación deuda-PIB) mucho antes de la crisis financiera de 2008 y 2009 (Grecia, Portugal, Reino Unido); por el contrario, otros tenían una posición fiscal responsable (España, Irlanda, Italia)", según un análisis reciente de Gianluca Carpizo, un investigador de la Universidad de Catania en Italia.
Para entender lo que esto significa, necesitan saber que el PIB combinado de Grecia y Portugal está ligeramente por encima de los 500.000 millones de dólares (Gran Bretaña no está en crisis), mientras que el PIB combinado de España, Irlanda e Italia supera los 3,5 billones de dólares. De modo que las economías que ahora están en apuros, medidas según su importancia económica, seguían en su mayoría unas políticas fiscales responsables antes de la crisis. Así y todo, la respuesta europea ha estado basada en la premisa de que el derroche fiscal".. era el culpable de todo ....".

Pues no,los culpables son la banca especuladora, como en 1929, y unos financieros avariciosos,unas agencias calificadoras que defienden a los intereses USA y unos políticos europeos incapaces de comprender esta crisis.
Tiene razón Krugman.El resto de especialistas está ciego???.

Feliciano.Guadalajara.

Anónimo dijo...

A Feliciano y Laura,
España tenía una política fiscal responsable que se convirtió en irresponsable. No hay que olvidar que el gobierno de Zapatero dilapidó 150.000 millones de euros en dos años (Plan E). De un superávit del 3% del PIB a un déficit del 11% en dos años. Luego los especuladores hicieron lo que "está en su naturaleza": lanzarse a la yugular del más débil.
Si alguien tiene la culpa es el sistema, que está concebido para "hacer sangre del pobre", que está basado en la explotación del hombre por el hombre. Ese es el concepto del capitalismo, pero nadie quiere decirlo. Mientras no se le pongan límites y reglas, situaciones como la actual se repetirán periódicamente.
Existe, obviamente, otra opción, y es acabar con el capitalismo e implantar otro sistema socio-político-económico. Pero no parece que nadie la proponga hoy por hoy, ni siquiera IU.
José L. Calvo

Anónimo dijo...

Pues, sí señor,de acuerdo con ustedes, sin crecimiento ECONÓMICO,
no vale de nada la austeridad.
SE NECESITAN PUESTOS DE TRABAJO,EMPLEO.

Es un mensaje trampa de Ángela Mérkel todo el rollo ese de la consolidación fiscal,pues ella misma tiene una deuda pública muy superior a la española.

A. Navarro.

Anónimo dijo...

Buenas tardes, el decálogo es perfecto, salvo el punto 9º. ¿El Estado es el que debe generar el crecimiento económico?. El Estado debe de garantizar los servicios mínimos esenciales que necesitamos lo ciudadanos (sanidad, educación, infraestructuras, cultura, seguridad, etc). El intervencionismo del Estado en la economía, ha superado a las propias empresas que existen en la misma. ¿Qué hace el Estado ahora que la economía cae, que el PIB crece a tasas negativas?, pues hace recortes, gasta menos, se endeuda menos, y deja a la economía en caida libre y para que se auto-regule algún día. Según ese punto 9º tendríamos que hacer lo contrario a lo que está haciendo el gobierno del PP, y como dijo en su día Keynes, generar crecimiento y que el Estado tomara las riendas y volver a la senda del crecimiento, aunque fuera endeudánse. Un saludo.